Todo lo que debes saber sobre el ‘compliance’ para empresas

Las empresas y los asuntos legales van siempre cogidos de la mano. Sin embargo, no siempre los empresarios conocen ni son expertos en muchos de los asuntos legales a los que deben hacer frente sus empresas. Precisamente por este motivo nace el compliance para empresas y pymes.

El significado de ‘compliance’

En inglés, ‘compliance’ significa cumplimiento, conformidad y obediencia. Y en términos empresariales hace referencia a la necesidad de las empresas de cumplir con la legislación.

En sus inicios, este término estaba especialmente ligado a las empresas pertenecientes al sector financiero, ya que en estas es fácil cometer alguna ilegalidad sin darnos cuenta de ello, especialmente por sus constantes cambios en la legislación.

De la misma manera, y por las mismas razones, el ‘compliance’ se empezó a hacer más útil en empresas que operaban en distintos países; dado que cada país cuenta con unas normas y leyes diferentes que repercuten en la actividad empresarial.

¿Qué es el ‘compliance’ para empresas?

El ‘compliance’ para empresas consiste en la práctica de disponer de una serie de normas internas, establecidas dentro de la empresa o por un profesional y asesor, para organizar y gestionar todas sus acciones. De igual manera, gestiona las acciones de los empleados para reducir el riesgo de comisión de un delito.

Por otra parte, un ‘compliance’ también se entiende como la persona que se encarga de que se cumplan todas estas normas establecidas. O lo que es lo mismo, un Director Normativo de Cumplimiento.

En el sector empresarial, son muchas, y cada vez más, las normas y regulaciones que las organizaciones deben cumplir. Por este motivo, el ‘compliance’ se vuelve una necesidad real.

En Isabel Gómez Abogados ofrecen un asesoramiento personalizado y la elaboración de protocolos de prevención de riesgos penales en las sociedades a través del ‘Compliance’ Penal.

La importancia del ‘compliance’ en España

Mientras que en otros países americanos y anglosajones el ‘compliance’ penal ya estaba consolidado como un sector más de una gran parte de las empresas, en España ha empezado a cobrar más peso a raíz de diferentes reformas del Código Penal, especialmente de la última. En ésta, se establece la exención de responsabilidad penal a la empresa si están establecidos modelos eficaces para controlar y vigilar la prevención de delitos.

En caso contrario, la sociedad será la responsable de los delitos cometidos que se hayan realizado en nombre de ésta, y en su beneficio por cualquier empleado o administrador de la misma. Y en el caso de que no se pueda personalizar en una persona en concreto, la responsabilidad penal será para la empresa.

En resumen, la ley establece que es obligación del empresario estar el corriente. La única solución se encuentra en tener políticas de control penal o un departamento de ‘compliance’.

Por ello, cada vez más las empresas apuestan por el método del ‘compliance’ para tener más seguridad jurídica. Además, ahorra costes y hace que las empresas se vuelvan más responsables y comprometidas en todos los sentidos.

¿Cuáles son las ventajas del ‘compliance’ para empresas?

Tener contratado y aplicado un sistema de gestión y control en las empresas, cuenta con varias ventajas para éstas. Entre ellas las siguientes:

  • Con el ‘compliance’ para empresas se conocen las situaciones de riesgo
    Cada sector y tipo de empresa está sujeta a normas concretas y diferentes entre sí.
  • En este sentido, el ‘compliance’ puede ayudar a conocer cuáles son estas normas y cómo se pueden evitar los delitos y sus consiguientes imputaciones.
  • El ‘compliance’ es fundamental en comercios internacionales.
  • En las empresas internacionales, el ‘compliance’ permite a éstas implantarse en otros países teniendo en cuenta y respetando el cumplimiento normativo de cada uno de ellos.
  • El ‘compliance’ mejora la imagen de marca

Disponer de un sistema de prevención de delitos y control, supone un valor añadido para la imagen de las empresas. Ya que éste consolida y asegura que se cumplan los principios éticos y define unas buenas prácticas en la compañía.

Artículos Relacionados